Según la RAE una licencia es “la resolución de la Administración por la que se autoriza una determinada actividad”. Por lo tanto se trata de los tramites administrativos para conseguir permiso para alguna actividad, ya sea la propia obra, por ejemplo, con una licencia de obra, o una licencia de actividad para poder comenzar la actividad de un negocio.

Licencia de Apertura de Actividad.

Para poder abrir un negocio, o reformar el que ya tiene, ya sea ampliando o modificando la actividad actual, necesita obtener en el Ayuntamiento al que pertenezca la licencia de apertura de actividad. La solicitud de esta licencia, debe acompañarse de un proyecto técnico visado por un colegio profesional. Esta gestión debe hacerla un técnico competente. Consiste básicamente en un documento que acredita el cumplimiento de las condiciones de habitabilidad y uso de esa actividad.

Esta licencia deberá renovarse cada vez que cambie la actividad desarrollada del local, cuando haya modificaciones en el mismo o cuando cambien los propietarios del negocio.

Cédula de Habitabilidad.

La Cédula de Habitabilidad de una vivienda es un documento que otorga el Ayuntamiento del Municipio o la Consejería de Vivienda de la Autonomía a la que pertenece dicha vivienda. En este documento se confirma y garantiza que una vivienda congrega las condiciones necesarias para poder vivir en ella.

Se trata de un documento necesario para poder dar de alta los servicios y suministros de Agua, Luz o Gas para la vivienda, y para alquilar o vender la vivienda.

Para una vivienda ya existente se debe revisar si la cédula está caducada. Dependiendo de la Comunidad Autónoma y del año de expedición las cédulas duran entre 10 y 25 años.

Anuncios